SOMOS NATURALES, SOMOS SOSTENIBLES Y TENEMOS UN COMPROMISO

¿Qué te ofrecemos?

¿Qué te ofrecemos?

LA BÚSQUEDA

Desde siempre las personas hemos buscado la salud y la belleza de nuestra piel. Unas veces con más fortuna que otras… El lápiz de ojos con sales minerales que usaban Cleopatra y Nefertiti, parece que les protegía de infecciones oculares. Pero las sales de plomo con vinagre que usaba Isabel I de Inglaterra, le dejarían la piel suave, pero de paso hicieron que perdiera el pelo y los dientes…

Observad qué maravilla de ojos perfilados con kohl

La cosmética existe hace más de 5.000 años, pero fue a finales del siglo XX cuando se generalizó, como consecuencia del uso de productos derivados del petróleo, como base de las fórmulas. Ampliamente utilizados en la cosmética convencional, estos productos de síntesis química han sido relacionado con diversos peligros para la salud.

Y es que con 100.000 sustancias químicas sintéticas en el mercado mundial y 1.000 sustancias nuevas cada año, parece difícil controlar sus efectos sobre las personas y otros seres vivos hasta que el daño está hecho. Por eso, ante esta situación, los estudios científicos realizados aconsejan aplicar el principio de precaución y nos animan a buscar alternativas más seguras. 

Y esa fue una de las bases sobre las que decidimos fundar nuestra empresa: la SEGURIDAD COSMÉTICA. Saber que lo que te pones en la piel, además de darle buen aspecto, va a cuidar tu salud, es fundamental. Y en base a esto hemos hecho nuestras formulaciones.

CÓMO LO HEMOS HECHO

Con estas ideas en la cabeza, empezamos a investigar, buscando qué sustancias naturales podían ser las que mejores cuidados ofrecieran a la piel. El estudio de las características físicas y biológicas de la piel, su estructura y su funcionamiento han sido fundamentales a la hora de elegir el camino que íbamos a seguir para formular nuestros productos. Así, tras muchas pruebas y análisis de nuestros cosméticos, llegamos a la conclusión de que nuestra labor era la de tratar de imitar a la naturaleza; imitar con nuestra formulación la composición de las secreciones oleosas naturales de la piel.

Y eso ha sido lo que hemos hecho, buscar las sustancias grasas naturales que compartimos con los otros seres vivo (las plantas) y aplicarlas, en función de la edad del tipo de piel y de otras características, a cada uno de nuestros productos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X